El cacao es considerado un súper alimento por su gran aporte de antioxidante. Los antioxidantes tiene un efecto protector ya que por su función anti inflamatorio ayudan en la prevención de enfermedades metabólicas como problemas cardíacos, diabetes, resistencia a la insulina e hipertensión. Además ayudan a prevenir el desarrollo de cáncer como cáncer hepático, gástrico y de colon, por mencionar algunos.
El cacao tiene un compuesto llamado teobromina el cual estimula el sistema nervioso central, generando un efecto más suave y prolongado que la cafeína. Además aporta con neurotransmisores como serotonina, anandamida y feniletilamina responsables de producir endorfinas las cuales generan bienestar, placer y excitación.
Estudios indican que el chocolate negro tiene incluso la capacidad de reducir los niveles de colesterol malo LDL, y aumentar el colesterol bueno HDL, por tanto actúa como un alimento cardioprotector. Sin embargo, es importante que el chocolate que se consuma sea negro, puesto que tiene mayor concentración de los compuesto fenólicos ( antioxidantes) los cuales tienen un efecto antiinflamatorio. Si el chocolate que se consume contiene leche y azúcares sus beneficios serán disminuidos por el efecto inflamatorio de estos compuestos. Es fundamental llevar una dieta anti inflamatoria, puesto que la inflamación es el campo para que se desarrolle la enfermedad.