Después de comer un alimento el azúcar en sangre (glicemia) empieza a incrementar, causando que el cuerpo secrete. La insulina es una hormona que regula la glucosa sanguinea ya que actúa como un carrito que transporta las moléculas de glucosa de la sangre hacia la célula, en donde estas serán utilizadas como energía o en caso de no necesitar, se almacenaran como grasa en el tejido adiposo. Una alimentación inadecuada, rica en carbohidratos blancos, refinados, procesados y con altas cantidades de azúcar natural o agregada o una ingesta elevada de proteínas junto a un escaso consumo de fibra, causará una rápida y drástica elevación de glicemia, lo que alterará el comportamiento normal de dicha hormona.

Cuando la glicemia sube rápidamente, producto de un dieta inadecuada o un desequilibrio metabólico, el cuerpo debe producir muchas unidades de insulina para poder regular la gran elevación de azúcar en sangre. Consecuentemente, esto causará un bajón drástico de la glicemia, ya que, mientras más unidades de insulina se produzca, más moléculas de glucosa serán recogidas y llevadas a la célula donde se almacenaran principalmente como grasa y causaran que el azúcar en sangre baje abruptamente. Esta baja de azúcar en sangre, conocida como hipoglicemia causará bajón de energía, modorra, mareo , sueño, nausea, escalofrío ansiedad, hambre y , en casos severos convulsiones y desmayo. Es importante recalcar que, mientras más insulina se produce más acumulación de grasa se dará y por tanto, un aumento de peso.

La constante elevación drástica de azúcar en sangre y producción masiva de insulina afectará la salud ya que este desequilibrio causa un aumento en la masa grasa, un incremento en el peso corporal y un aumento en el riesgo de desarrollar enfermedades como Diabetes Mellitus. Es por ello fundamental una alimentación rica en alimentos complejos como el chocho, la quínoa, los vegetales, las proteínas magras, la fruta picada, las semillas y los frutos secos.

Recuerda que cada persona es diferente, lo ideal es consultar con tu nutricionista!