La vitamina C es mundialmente reconocida como la aliada del sistema inmune por su efecto en la prevención de catarros y gripes. Sin embargo, esta vitamina tiene muchas propiedades más haciéndola ,necesaria para gozar de una buena salud. Dentro de estas propiedades se listan la siguientes:
o Síntesis de colágeno
o Regulación funcional de vasos sanguíneos, tendones, ligamentos, hueso
o Cicatrizante
o Remodelación tisular
o Antibacterial y antioxidante
o Disminuye la destrucción de glóbulos blancos
o Protección contra nitritos/nitratos
o Potencia la absorción de hierro
o Ayuda a los daños traumático

La mayoría de seres vivos producen esta vitamina por si solos ante situaciones de estrés, puesto que esta ayuda a disminuir sus efectos nocivos en el cuerpo. Sin embargo, el ser humano junto con los primates, los caballos y los murciélagos no cuentan con esa capacidad por lo cual debe ser ingerida a través de la alimentación. Es importante un consumo alto de esta, ya que la vitamina C actúa a nivel de todos lo órganos, y si bien, no todos los órganos necesitan la misma cantidad de vitamina C, ésta es necesaria para todo el cuerpo. La vitamina C es principalmente indispensable para el correcto funcionamiento de los glóbulos blancos, las células que cubren las arterias (células endoteliales), glándulas suprarrenales , cerebro y pituitaria; estos son los órganos primarios que requieren de vitamina C para su funcionamiento. Los órganos secundarios son el hígado y el páncreas y los terciarios son la piel, uñas, pelo y articulaciones. Es por ello que, si el consumo de esta vitamina es bajo, muchos órganos no reciben parte de esta y empiezan a presentar deficiencias y complicaciones.

La vitamina se absorbe a nivel del intestino, por tanto, en la mayoría de personas, la absorción de esta será reducida, ya que , por malos hábitos de alimentación, se da una inflamación a nivel del intestino. Así mismo es fundamental consumir la vitamina C sin la presencia de glucosa puesto que su absorción se reduce. En síntesis la vitamina C es esencial en nuestra alimentación, y para aprovechar al máximo de sus beneficios debemos llevar una alimentación anti inflamatoria y libre de azúcares de manera que se potencia su absorción