El aceite de coco por muchos años fue satanizado por su aporte de grasas saturadas, sin embargo, estudios actuales indican que las grasas saturadas no son realmente el problema de las enfermedades cardiovasculares, el verdadero causante de las enfermedades metabólicas es el azúcar.

Una vez aclarado este tema es importante analizar al aceite de coco ya que este es rico en Triglicéridos de Cadena Media (MCT siglas en inglés) Los MCT son un tipo de grasa con longitud de cadena de ácidos grasos más corto, mientras que estos teniendo 6 a 12 átomos de carbono los Triglicérido de Cadena Larga tienen de 12 a 18 átomos de carbono.

El hecho que la estructura del MCT sea más corta lo hace químicamente diferente a otras grasas y aceites ya que los ácidos grasos son absorbidos con mayor rapidez versus cadenas más largas. Gracias a su cadena más corta, los MCT no necesitan de las sales biliares para ser emulsionados ( digeridos) en el intestino, de hecho una vez absorbidos en la sangre, son rápidamente usados como energía.

El consumo de MCT se debe a que, al ser una cadena más corta, estos son fuente de energía rápida. Esto está basado en un estudio que encontró que la suplementación con 6g de MCT/d aumentaron en un 76 % el tiempo hasta el agotamiento en un entrenamiento, además de reducir los niveles de acido láctico versus los triglicéridos de cadena larga. ( Nosaka et al, 2009) . Es importante conocer, que para su correcto funcionamiento los MCT, deben ser ingeridos con otros nutrientes, caso contrario de manera aislada no tienen el mismo efecto sobre el rendimiento deportivo . A más de esto se debe evitar las dosis elevados de MCT por que pueden causar problemas gastrointestinales, la mejor manera de consumirlos son a través de fuentes naturales como el aceite de coco .
http://mctlift.com.br/site/artigos/19.pdf